lunes, 13 de febrero de 2017

CLAVES SEO PARA MI PERFIL EN INSTAGRAM

Instagram puso a medio mundo a compartir trozos de sus vidas a modo de polaroids 2.0. alcanzando un crecimiento vertiginoso. Se trata de una red de contenido muy específico y aprovechar los beneficios SEO en Instagram es un reto que hemos de aceptar si queremos obtener lo mejor de nuestra presencia en la red social que convirtió a todos en fotógrafos amateurs.

En los comienzos de Instagram muchas voces clamaban que no era una herramienta orientada al SEO. Es cierto que hay particularidades, sobre todo la no inclusión de links, que limitan el SEO en Instagram. Al menos del modo directo que conocemos, la obtención de enlaces. Pero hoy en día el SEO es algo complejo e interrelacionado por lo que es osado -mentira, entre nosotros- afirmar que una red social no ofrece este tipo de beneficios.

Para conseguir aprovechar las posibilidades que ofrece el SEO en Instagram, vamos a optimizar tanto nuestro perfil como nuestro contenido y nuestras interacciones. Con todo ello lograremos una buena presencia en Instagram que tendrá eco en el resto de redes sociales y la página web contribuyendo a mejorar nuestra imagen de marca y también a posicionarnos en nuestras palabras clave.



 Inicio

Vamos a empezar a complear nuestro perfil de Instagram, con algunos datos imprescindibles:

Nombre: Como en cualquier otro bautizo digital nuestro nombre en Instagram debe ser fácil de recordar e incluir nuestro nombre o el de nuestra marca. Si compartimos por ejemplo el handler de Twitter, mejor. Así le daremos cohesión a nuestras redes y podrán encontrarnos de forma más fácil. Evitar en todo lo posible guiones, números y elementos “decorativos” que estorben.

Foto de perfil: Debe tener gancho visual. Instagram es una red de fotografía, así que no pongas una foto tipo DNI, sé más creativo. De hecho, si no te gusta poner tu cara puedes usar una foto hecha por ti que te represente. Si hablamos de un perfil de empresa, lo mejor es el logo, siempre procurando que esté a buena calidad y que se distinga en diferentes tamaños.

Descripción: Como siempre, la descripción es una fuente de SEO en Instagram que hay que optimizar. Aprovecha tu descripción para despertar interés a la vez que insertas palabras clave en las que te quieras posicionar. Ojo, no uses hashtags en la bio como en Twitter, pues no son clickables.

Enlace: El enlace a tu web es de tipo “no follow”, pero aún así es uno de los elementos más relevantes del SEO en Instagram. Ojo, pon tu enlace en este campo, no en la descripción, donde no serviría de nada.

Fotografias

A nadie se le escapa que Instagram va de fotos. Es lo más importante de la plataforma y algo que hay que mimar. Esto no es un Facebook en el que subir del tirón las 50 fotos que has hecho en tus vacaciones en la playa.

Tampoco se trata de que las fotos sean profesionales. Instagram no habría crecido tanto si su fin fuera la suma exquisitez técnica. No obstante conviene que te familiarices con las reglas básicas de la fotografía para saber cómo encuadrar. Cada vez el típico formato cuadrado de Instagram es menos relevante, así que puedes adoptarlo o no, a tu gusto.

Aunque Instagram hace fotos directamente, para un mejor resultado se recomienda usar la aplicación de tu cámara u otra que te de buenos resultados. Así puedes hacer varias tomas y elegir la mejor. Luego la cargas en Instagram, modificas el encuadre y aplicas algún filtro si fuera necesario. No abuses de los filtros, a estas alturas están sobreutilizados y no aportan demasiado caracter.

Ya hemos dicho que no se trata de la cantidad sino de la calidad. Cualquiera que haya hecho fotografía sabe que tanto o más difícil que hacer buenas fotos es seleccionar las mejores. En nuestro caso, además de desechar las fotos que técnicamente no estén a la altura, podemos pensar qué queremos comunicar y olvidarnos de todo lo que sea bonito pero no nos ayude a transmitir nuestro mensaje. Con el tiempo también podremos ver qué tipo de fotos nos funcionan mejor y potenciarlas.

No obstante lo dicho, sorprender a veces es importante. Así que podemos saltarnos esta última regla de vez en cuando para añadir una pizca de diversión, quizá en alguna fecha señalada.

En cuanto a la frecuencia de los posts, hay que tenerla controlada. No conviene floodear, más aún cuando estás introduciendo contenido con intenciones de marketing. Mantén una frecuencia más o menos regular y en la que cada foto que subas tenga importancia. Tendrá que ser acorde al contenido visual que seas capaz de generar, si tienes mucho material puedes postear una al día. Si no, una a la semana es aceptable para mantener una buena visibilidad.

Planifícalo si es necesario. Así no cansarás a tus seguidores, ni tus fotos tendrán que competir entre ellas por la atención. Si por algún evento especial publicas muchas fotos en un día, espácialas para que pasen unas 3 horas entre ellas.

Usa la ubicación si es relevante a tu actividad. En general contribuye a dar más naturalidad a tu foto, pero si se repite mucho (por ejemplo, tu oficina) acabará aburriendo.

Descripciones y Palabras Clave

Las descripciones en Instagram son muy particulares y diferentes a lo que conocemos compartiendo fotos en Facebook o Twitter. Se componen de varias partes opcionales como son un mensaje textual, emojis y etiquetas.

Una particularidad del SEO en Instagram con la que hemos de contar es que no admite links. Por tanto, olvídate de insertar enlaces en tus fotos para redirigir tráfico a tu web de la forma clásica. Claro que podemos pegar una página web pero al no generar enlace es muy poco probable que alguien copie y pegue eso para acceder. Además nos hará parecer como que no entendemos bien Instagram.

Los emojis no son obligatorios pero añaden un extra de frescura que incluso a un perfil de empresa puede venir muy bien. No hay que olvidar que esto no es LinkedIn y estamos generando contenido para clientes, démosle algo de chispa.

Hashtags en Instagram

Los hashtags son fundamentales en Instagram y por eso no es de extrañar que en esta red la mayoría de las fotos se encuentren saturadas de estas etiquetas. Es una forma de que tu foto se asocie a tendencias y gane visibilidad. Pero sobre todo, es una práctica que no penaliza.

Sin embargo aunque la cantidad sea tentadora, es mejor detectar las etiquetas más específicas que nos definan, pues dentro de ellas podremos destacar y llegar a nuestra audiencia real. Esto además contribuirá a nuestro posicionamiento SEO en Instagram. Podemos hacer keyword research, es decir usar el buscador para ver qué etiquetas triunfan y usar las que se ajusten a nuestro contenido. También hay webs donde consultar los hashtags más usados.

Hay que tener en cuenta que en Instagram funcionan mucho las etiquetas en inglés y éstas son usadas también por el público español. Como fundamentalmente la gente quiere ver fotos, la procedencia no es tan importante para el usuario de esta red.

En cuanto a promover nuestro propio hashtag hay que ser cautelosos. Si queremos que por ejemplo nuestros clientes lo usen, debemos enfocarnos a uno solo. Podemos pedir en nuestra bio que se use dicho hashtag. Hay que tener en cuenta que será fácil que no arranque a menos que tengamos una base de seguidores muy grande y cómplice. La forma más sencilla de hacer que despegue será con un concurso en el que regalemos algo. Todos queremos cosas gratis.

Por ultimo decir, que sin una buena estrategia publicitaria y una actividad constante; ninguno de los consejos que hemos expuesto estos dias serviran de nada, ya que la accion principal para obtener el maximo rendimiento de cualquier perfil, es y sera siempre: la constancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada